El alcalde Mauricio Quiroz es optimista ante la resolución del órgano jurisdiccional, mientras ya se prepara una estrategia conjunta con los diversos actores locales involucrados en las reclamaciones para cuando corresponda iniciar los alegatos respectivos en este juicio, con el claro objetivo de oponerse a un proyecto que destruirá la fauna, la flora y el patrimonio natural e histórico de Putaendo.

La mañana del sábado 19 de marzo, putaendinas y putaendinos conocieron que el Tribunal Ambiental acogió la solicitud de medida cautelar de diferentes demandantes putaendinos, en un documento que indica que “se suspenden los efectos de la Resolución Exenta N° 14, de 13 de mayo de 2021, dictada por la Comisión de Evaluación de la Región de Valparaíso de Valparaíso, que Califica Ambientalmente favorable el proyecto ´Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas’ por todo el tiempo que dure el presente juicio”.

Para la primera autoridad local, la resolución del Tribunal abre una oportunidad para detener definitivamente el proyecto de 350 sondajes que destruiría la cordillera de Putaendo, una iniciativa que tanto el alcalde Mauricio Quiroz, como también organizaciones socioambientales de Putaendo consideran que “nunca debió ser aprobada por el Servicio de Evaluación Ambiental”.

Creemos que es importante agradecer a las organizaciones e instituciones de la comuna, en particular de la Junta de Vigilancia y a la agrupación ‘Vecinxs en Movimiento por el Valle de Putaendo’ que interpusieron estas reclamaciones ante el Tribunal para justamente cuidar el patrimonio ambiental de la zona donde se están realizando estos sondajes mineros. Es justamente ese fundamento por el cual el Tribunal ha determinado la paralización de las obras y donde habrá un juicio que determine si efectivamente los impactos ambientales, que están asociados a la explotación minera, dañan irremediablemente el ecosistema”, explica el alcalde Mauricio Quiroz.

EL HOGAR DEL GATO ANDINO:
UNA ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Uno de los puntos del Tribunal Ambiental para paralizar la campaña de sondajes se relaciona con que el sector cordillerano de Putaendo es parte del habitat del “leopardus jacobita”. Popularmente conocido como gato andino, es un felino que se encuentra actualmente en peligro de extinción en países como Chile, Bolivia, Perú y Argentina.

Este dato fue reclamado ante el Tribunal por la Agrupación “Vecinxs en Movimiento por el Valle de Putaendo”. Anteriormente la documentación presentada por esta organización fue rechazada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Asimismo, la entidad socioambiantal cree que la Compañía Minera Vizcachitas Holding omitió información y no consideró ante el SEA la presencia de varias especies, entre ellas el mismo gato andino. No obstante, la Agrupación “Vecinxs en Movimiento por el Valle de Putaendo” entregó pruebas irrefutables de la presencia del leopardus jacobita en el sector cordillerano de Putaendo.

“Instalamos cámaras trampa en diversos puntos de la cordillera y fue ahí cuando pudimos obtener registros del gato andino, los que se suman a otros registros de otro investigador que fue a poner trampas en el área. Lo que hicimos que presentar esos antecedentes en el proceso de participación ciudadana del proyecto de sondajes de Vizcachitas que realizó el SEA. El Servicio de Evaluación Ambiental rechazó nuestras reclamaciones y, entonces, fuimos al Tribunal Ambiental para presentar una reclamación ante el rechazo de la reclamación que hizo el SEA”, explicó Bárbara Palma Villalobos, ingeniera civil ambiental e integrante de la Agrupación “Vecinxs en Movimiento por el Valle de Putaendo”.

De esta manera, “se abre una puerta, una posibilidad, para que podamos impedir que se pueda materializar este proyecto que destruye la cordillera, la montaña y que impacta la flora, la fauna, los elementos fundamentales como son el suelo el agua y el aire y, evidentemente, que también impacta negativamente a las comunidades putaendinas”, manifestó el alcalde Quiroz.

Cabe recordar que el proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas”, de la Compañía Minera Vizcachitas Holding, que es una filial de la empresa canadiense Los Andes Copper, pretende realizar hasta 350 prospecciones profundas en la cuenca del Río Rocín, principal fuente de agua de la comuna de Putaendo, localidad que atraviesa por una terrible sequía hace más de una década.

La iniciativa fue aprobada por unanimidad por el Servicio Regional de Evaluación Ambiental (SEA) a fines de abril del año 2021, generando indignación generalizada en la población local, que se ha organizado para detener el avance de una latente amenaza para la preservación de la naturaleza de Putaendo y del futuro de la comuna, apuntando más bien a un desarrollo a escala humana en base al turismo, al comercio y a la pequeña agricultura familiar campesina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *