El alcalde Guillermo Reyes explicó que la Dirección de Obras Municipales no ha recibido las solicitudes correspondientes para construir el campamento ubicado en la cordillera. Para el edil, la empresa canadiense quebrantó la legalidad y, además, incurre en variados incumplimientos sectoriales.

Ante el Juzgado de Policía Local de Putaendo, la Dirección de Obras Municipales (DOM) interpuso una denuncia en contra de la Compañía Minera Vizcachitas Holding, por ilegalidades en la edificación del campamento minero que la empresa construyó en Las Tejas, sector cordillerano de Putaendo.

El propio alcalde Guillermo Reyes, junto a la DOM, tomaron esta medida luego que la entidad fiscalizara en terreno las instalaciones de la empresa en la cordillera. Lo anterior en el contexto del proyecto “Regularización Plataformas de Sondajes Mineros, sector Las Tejas”, que Vizcachitas Holding ingresó al Servicio de Impacto Ambiental.

“Esta empresa no solo es responsable de la destrucción del patrimonio ambiental en nuestra cordillera, con faltas comprobadas por la Superintendencia del Medio Ambiente. Determinamos que ellos nunca han pedido permisos municipales para levantar su campamento. Entonces, comprobamos una vez más que esta empresa oculta información, miente y no fomenta ningún progreso ni desarrollo para Putaendo”, argumentó la máxima autoridad comunal.

De acuerdo a lo señalado por Jorge Reyes, director de Obras Municipales, “se pudo constatar una instalación de faenas con diversos tipos de edificaciones sin los permisos correspondientes por la Dirección de Obras Municipales y el no pago de los Derechos Municipales por concepto de obras, además de constatar la ejecución de estudios mineros sin los permisos de los demás servicios competentes”, palabras que son parte del fundamento de la denuncia ingresada el 27 de junio de 2018 al Juzgado de Policía Local de Putaendo

La denuncia interpuesta por el municipio también refleja una serie de incumplimientos de la empresa con otras instituciones públicas. Por ejemplo, en el campamento minero existe una bodega de residuos peligrosos que debe contar con la autorización sanitaria de la Seremi de Salud Aconcagua. Según la información que se maneja desde el municipio, no existe tal permiso.

“No podemos confiar en una empresa que nunca ha entregado garantías y que nunca ha actuado con transparencia ante las instituciones públicas y ante la gente de Putaendo que no les cree. Ellos solo vienen a destruir nuestro patrimonio y nosotros no podemos permitirlo”, emplazó la máxima autoridad comunal.

Cabe mencionar que el alcalde rechazó el proyecto enviando un pronunciamiento formal al Servicio de Evaluación Ambiental. Junto al Concejo Municipal, Reyes ha liderado una férrea oposición a la instalación de faenas mineras en la cordillera putaendina.

“Quedamos a la espera del pronunciamiento del Juzgado de Policía Local, mientras seguimos en reuniones con vecinas y vecinos de nuestra comuna para explicarles los peligros que trae este proyecto”, concluyó el edil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *